Vivencias polimórficas de un treintañero perplejo.

sábado, 19 de abril de 2008

Lori Meyers: enormes

Sí, sí: ¡que os creíais que iba a hablar de fútbol!


Me saqué el carnet de conducir con un profesor de autoescuela muy musical, cada día las clases prácticas eran un festival de escuchar a la buena vida, Pearl Jam, The Go-Betweens o The Posies. A aquel hombre le gustaban los mismos grupos que a mí pero con una diferencia: él además los había visto en directo. Para mí hasta los 18 años la música en directo no dejaba de ser una curiosidad, ajena al verdadero disfrute, que yo cifraba en los discos. Yo hasta entonces solo había ido a ver a Celtas Cortos, Duncan Dhu (dos veces), No me pises que llevo chanclas y pare usted de contar.

La cosa es que a mi profesor de autoescuela me lo sigo encontrando en todos los conciertos a los que voy, y tengo que agradecerle que me hiciera ver que, si no ibas a los conciertos, te perdías (por lo menos) la mitad de la diversión. Es el caso que me ha ocurrido con el último disco del grupo indie granadino Lori Meyers, y su actuación que vi anoche.

Soy fan de Lori Meyers desde que salieron, y siempre he seguido con atención sus lanzamientos discográficos. El último (Cronolánea, 2008) confieso que tras un par de escuchas me había dejado un poco frío, sobre todo comparándolo con aquel perfecto Hostal Pimodán (2005; edición extendida en 2006) con el que se santificaron en los altares indies de toda España. Pero Lori Meyers venían a mi ciudad, tenía la fecha en mi agenda desde hace meses, y eso no me lo podía perder. Los había visto en directo presentando cada uno de sus anteriores discos, y temía que este concierto se basara exclusivamente en el Cronolánea, que como digo no me había dejado tan impresionado.

Fuimos un pandillón al concierto, la sala regular, pero el espectáculo: impresionante. Y lo que es más, unas canciones que en estudio no me habían dicho tanto tomaron cuerpo en el directo de tal modo que me dejaron alucinado. La mayoría de los que venían conmigo ni siquiera habían escuchado el Cronolánea, pero como dijo un amigo, “esta gente son comerciales en el buen sentido, tienen la virtud de que las canciones te entran muy bien a la primera escucha”.

¡Qué frenesí, amigos! Siempre he pensado que Lori Meyers serán un grupo pop melódico (coordenadas sixties, Brincos, Byrds, pop underground, psicodelia suave) pero que en directo le pegan al rock que no te veas. Ayer ampliaron la familia (al parecer en toda la gira), y de cuatro que yo conocía se presentaron seis: un guitarra y un percusionista más. Y no te veas cómo sonaba aquello. Tocaron el disco nuevo casi íntegro (se dejaron una), y la peña coreaba los estribillos que llevan un mes en la calle como si fuesen clásicos de Mecano. Algunas canciones las hacían con tres eléctricas, o dos y una acústica, o dos guitarras y teclado, o dos teclados y una guitarra… frenesí. Todo ello adobado con sus portentosas armonías vocales y sus riffs à la Pete Townsend.

Noni canta como Los Ángeles (chiste intencionado), ha ampliado su registro vocal, pero ahora para algunas le cede la voz principal a Alejandro, que sonó regulero, hay que decirlo, pero que está muy bien en el disco. Volviendo al disco, ahora me doy cuenta de lo bueno que es (y no se trata solo de que me suenen más las canciones), tal vez su pegada no sea tan inmediata pero sus arreglos están curradísimos y se nota una enorme progresión con respecto a sus anteriores trabajos. Por hacer un símil, si el primer disco fue de 1964-65 y el segundo de 1966-67, en este último nos movemos ya por 1968-69, abrazando la psicodelia en detrimento de los rocanroles.

En el concierto tampoco faltaron sus canciones de siempre, las que les han hecho convertirse en el mejor grupo de guitarras español del momento. Caso de “El dilema”, “Aprendiz” (frenesí en ambas), ese apoteósico “La pequeña muerte” (digno de Oasis) o el par que dieron en los bises: “Tokio ya no nos quiere” y sobre todo “Viaje de estudios”. De los nuevos temas destacaría “Luces de neón”, “Luciérnagas y mariposas”, “Alta fidelidad” y “Funcionará”.

Qué alegría da ver crecer a un grupo de guitarras tan enorme, y además siendo españoles. Ellos no vienen de la nada (se confiesan devotos de Teenage Fanclub; Noni ayer sacó en el bis una camiseta de Bronco Bullfrog), han colaborado con gente de Pernice Brothers, Velvet Crush y Wilco, versionaron a Juan y Junior… pero ahí radica su grandeza. Tampoco se piensan que han inventado la pólvora (como otros alfabéticos cantantes de Granada), reclaman la tradición del pop underground pero para enriquecerla. Si con Viaje de estudios (2004) sonaban un poquito a Los Planetas y con Hostal Pimodán recordaban a Los Brincos, en Cronolánea suenan a Lori Meyers, lo que estábamos esperando. Y en directo ya, la leche.

8 comentarios:

GRILLO SOLITARIO dijo...

CREO QUE LO ÚNICO QUE PUEDO DECIR EN ESTE POST ES QUE MI PROFESOR DE AUTOESCUELA TAMBIÉN TENÍA MUY BUEN GUSTO... NO SE LE PASABA UNA CHICA, Y A MÍ, QUE ME FALTABAN OJOS, ME FASTIDIABA NO PODER MIRAR CUANDO ME DECÍA QUE LO HICIERA, PORQUE SABÍA QUE ME ESTABA PERDIENDO ALGO BUENO EN LA ACERA :- >>

Karmen dijo...

"Funcionará... con toda la gente..."

¡Vaya si funcionó! Coincido contigo, Porerror. ¡Qué gran concierto! Ya estoy deseando verles otra vez... Yo sí había palpado ya el Cronolánea y, desde la segunda escucha, me pareció brutal. Es cierto que se nota que hay algo un poquito diferente, pero no me pareció (ni siquiera antes del concierto) que fuera peor que los anteriores. ;-) Creo que la calificación de "evolución" es muy acertada. Ojalá el cuarto nos deje tan buen sabor de boca como el tercero.

"Tendrá cosido el corazón con plata y oro en finas hebras..." :-) :-) :-)

P.D. Por cierto, Porerror, me parece genial que hayas incluido un par de links externos en el post. ¡Gracias!

Anónimo dijo...

Pues no estaría mal que hablaras un día de fútbol...jejeje. Sab.

Porerror dijo...

Sí, lo tengo previsto para el post del día 31 de este mes.

GRILLO SOLITARIO dijo...

JEJE, COMO EL AÑO PASADO, QUE EL DIRECTOR DEL MÁSTER DE MI DEPARTAMENTO NOS PUSO COMO PLAZO EL 31 DE ABRIL PARA PRESENTAR LA SOLICITUD PARA UNOS TRABAJOS :- >>

Ana dijo...

Pues un comentario, desde tu forma de ver las cosas, del mundo del fútbol sería antológico.

Anónimo dijo...

Yo también estuve allí y coincido con la estatua mayor, pues los Lori ya tienen su sonido y el concierto fue uno de los mejores de este año (y mira que queda). Con el estuve en el primer concierto de los Lori aquí en Sevilla, en el Palenque, eramos unas 40 personas y mira tú, que bien les ha ido... para nuestro disfrute.
Man.

Lolita Lust dijo...

Ayer acudimos a uno de los mejores directos que he visto en mucho tiempo y sólo puedo decir una cosa, catatónica me quedé al ver como sonaban. Por cierto, menudo fichaje el nuevo percusionista, sacadito de quadrophenia. Saludos

 
click here to download hit counter code
free hit counter