Vivencias polimórficas de un treintañero perplejo.

martes, 1 de abril de 2008

Munilla: hora cero

Amigos, ¡ha explotado en mi cabeza! Los que me conocen lo saben: el pasado 24 de marzo The Coca-Cola Company me hizo un regalo. Se trata del nuevo anuncio del nuevo producto Fanta Zero, esa versión de la Fanta Naranja con –supuestamente- el mismo sabor que la original y 0 calorías. Parece que España es el cuarto país donde este producto se lanza, y a mí ya me faltó tiempo para comprarlo el sábado pasado. ¡Qué influenciable soy por la publicidad! Me encanta.

Hará más de un año que estuve en un cumple en casa de una amiga y lectora, donde probé por primera vez el refresco de fresa Hacendado y la Coca Cola Zero. Lo primero no me cautivó pero lo segundo es lo único que bebo ahora, yo que hacía años que me había quitado de las bebidas con burbujas. Por cierto que esta amiga no vino a mi cumple, so pretexto de “me tengo que leer Tristram Shandy [1759-69, de Laurence Sterne] (Lo siento, pero lo tenía que contar).

Ahora no es la Fanta Zero en sí lo que me fascina sino su maravilloso anuncio. Me parece lo mejor que he visto en una pantalla desde Casablanca, en serio, es brutal. El anuncio, titulado “Munilla, el tío que siempre sacaba ceros” es un prodigio de narrativa en 20 segundos, increíble guión, planificación y con una comicidad desusada en la publicidad española. Más bien nos recuerda a esos otros anuncios argentinos que hemos visto –tan premiados- de Sprite o AXE. Por lo visto The Coca-Cola Company ha encargado una campaña de tres anuncios a la agencia McCann Erickson, y rotundamente afirmo que esta vez han dado en el clavo. El primero que vimos fue el de “Bigotillo y Espinillo”, después vino el de Munilla y aún nos tienen reservado un tercero, todos bajo el paraguas del eslogan “Una Fanta, una idea”.

Lo que me ha ocurrido con este anuncio ha sido un proceso progresivo de crecimiento y explosión, todo empezó con alegrarme cada vez que lo veía en la tele, luego a verlo compulsivamente en YouTube, después a recitar en voz alta pasajes de memoria y por último, hoy, a comprobar cómo mis compañeros también lo disfrutaban (y poner un fotograma como salvapantallas en el trabajo). Para mí lo más gracioso (si no lo habéis visto vedlo: si lo cuento no tiene gracia) es el uso de la palabra “cero”.

“¡Munilla! ¡Ceeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeerooooooooooooooooooooo!” Me parto. Y se ve el cero cada vez más grande, y en rojo, y al pobrecico Munilla huyendo por el pasillo a cámara rápida, superachantado. Leo en el blog TV Spot “la repetición de las palabras "Munilla" y "Cero" me recuerda mucho a lo que hacen los amigos de La Hora Chanante y Muchachada Nui. Totalmente de acuerdo, tras años de escuchar repeticiones a voz en grito de palabras como “Dior” o “Gañán”, ahora nos aparece un spot publicitario que más se parece a un testimonio Chanante que a aquel anuncio de 1960 donde Carmen Sevilla nos guiñaba un ojo para que bebiésemos Coca Cola.

Cuando me marchaba a USA hace cinco años, le pregunté al amigo Radio Alma si podía darme algún consejo porque él ya había estado viviendo allí, y me contestó: “Lo más importante que debes saber sobre Estados Unidos es que allí no hay Fanta y que rellenarte el vaso de refresco es gratis en todos los restaurantes”. Ambas cosas resultaron ser ciertas, y es verdad que tienen todos los refills que quieran pero… ¡pobres yanquis! Allí no tienen ni tendrán al bueno de Munilla… y ahora que lo pienso, aquí casi que ya tampoco. No sé si sabéis que vuestro gobierno ha abolido el “0” como calificación posible, ahora lo mínimo que se le puede poner a un alumno es un “1”, no sea que se traume. Con lo bonito que quedaba un aula repleta y un profe con un micro recitando “¡Ceeeeeroooo!”

7 comentarios:

Anónimo dijo...

QUE GRANDEZA!!!!
PERO QUE ME DICES DEL 10 CON COMILLAS O DEL 10 MÁS...QUE SE ESTILABA MUCHO EN MI SACROSANTO COLEGIO...

OS MANDO UN LINK ,PARA QUE APRECIES LA INGENUIDAD DE LOS ANUNCIOS DE FANTA EN OTRAS LATITUDES.
http://es.youtube.com/watch?v=yGOWhQLRnPk&NR=1

Fran G. Matute dijo...

Yo sacaba muchos "ceros" de pequeñito, y en educación física me ponían un 14. ¿eso no trauma?

Por cierto, no crees que están prostituyendo la Fanta de Naranja??

Yo sigo siendo un talibán de la cocacola "normal" (que es como hay que pedirla ahora...)

Anónimo dijo...

EJERCICIO DE COLCHONETA....UN 14!!
EL DE LAS MANOS EN EL BOLSILLO A LA SIERRA DE GREDOS!!!

UNA LATA DE COCACOLA 150 KALORÍAS.COMO 3 SOBRES DE AZÚCAR DE LOS DEL CAFÉ...

Anónimo dijo...

Mu bueno el Munilla, sí señó!

Aunque la Coca Cola, desde su fantástico anuncio "Para todos" (...ese acento argentino mmm), se puso el listón muy alto...

http://www.youtube.com/watch?v=SGGIxy981ew

Silvia

Efe1con4 dijo...

es muy grande el anuncio, no mejor dicho, es ENORME...
Un saludo!

Ana dijo...

Después de ver el anuncio de forma compulsiva con Porerror (hasta en el Youtube en chino), creo que lo mejor de él, que es brutal enterito, es lo de "cero moñez" y la carita de Munilla cuando entran un montón de chicas en el ascensor...
¡Me encantaaa!

Anónimo dijo...

Hola:

Soy una persona diabética, y como todos enteréis, a uno le toca contar calorías, a veces con un arte similar al del anuncio de la cerveza sin alcohol, jeje.

Hasta ahora los únicos refrescos que podíamos tomar libremente eran la casera blanca (que nadie me mire con tristeza: me encanta, y la llevo bebiendo toda mi vida, muchos años antes de ser diabético), y la coca cola light. La cantidad de calorías de ambas son prácticamente despreciables. Lo mismo pasa con la coca cola zero, que por cierto, no me gusta.

Ahora han llegado las fantas zero naranja y limón. La de limón aún no la he podido probar, pues en Hipercor sólo tenían latas de naranja. Y respecto a ésta ¡sorpresa! ¡el sabor realmente me pareció igual al que recuerdo de la fanta con azúcar! Me he llevado una alegría. Ya tengo algo más que beber. Espero que se ponga de moda, porque me parece una mariconada llegar a un bar y pedirla. De hecho ya me lo parece pedir una coca cola light, aunque por suerte para mí está muy extendida (alguna ventaja tenía que tener el aumento de metrosexuales, jeje).

En este punto tengo que hacer una apreciacion, y corregir al señor porerror. La fanta zero NO tiene cero calorías. De hecho tiene unas trece por lata (unas cuatro por cada 100 ml. La de limón unas dos). Lo que tiene es cero azúcares añadidos. La diferencia entre cero calorías y cero azúcares añadidos en muchos casos es abismal. No en éste, donde trece calorías no suponen una gran cantidad, y nos podemos beber una lata tranquilamente, si bien sí son algo a tener en cuenta. Pero en general no hay que fiarse, porque se dice muy alegremente "light" "sin azúcar añadido" "hipocalórico", etc. Si se quiere tener en cuenta para la dieta lo que se come, hay que mirar siempre el aporte energético. Las calorías, vamos. Porque veréis cómo dentro de poco alguien vende "miel sin azúcar añadido", y la gente la compra. Tiempo si no.

Diabético Contador

 
click here to download hit counter code
free hit counter