Vivencias polimórficas de un treintañero perplejo.

jueves, 1 de mayo de 2008

Tres postales de mayo


Postal 1. Querido Jack Lee:

Tú no me conoces, pero yo te odio. ¿La razón? Porque hace 31 ó 32 años escribiste una cancioncilla titulada “Hanging On the Telephone”, cuya melodía es más adhesiva que un buchito de Superglue. Yo ya la conocía, y me gustaba, pero el viernes pasado tuve la desgracia de ir al concierto de un grupo que tocó una versión, y desde entonces la puta melodía no deja de rondarme por la cabeza. Sé que la tocaste con tu grupo The Nerves y que luego se la “diste” a Blondie, que la convirtió en un éxito. He escuchado la versión de Blondie unos cinco mil millones de veces esta semana, en casa, en el coche, incluso he estado a punto de canturrearla en voz alta en el trabajo en momentos inconvenientes (estaba con unos clientes, tu comprends…).

Ayer no pude más y asalté a un amigo en su casa para que me prestara la versión de The Nerves, ¿no la tienes en CD? pues me dejas el vinilo, me da igual. Tú y tus compis de grupo (Paul Collins, Peter Case) sabéis lo adictivo que es el pop y la desgracia que supone ser un yonqui de la música. Estas cosas no se le hacen a un fan.

Cuídate.


Postal 2. Querido Pablo:

¿Por dónde andas? En el Parnaso ya sé que no, pero no me hagas creer que estás arrimando el hombro en un barco de pesca o extrayendo cobre en una mina con tus hermanos los obreros. ¿Sabes? Empecé un blog titulado como un poema tuyo y va estupendamente, últimamente se ve que soplan vientos favorables para la poesía. ¿Qué por qué estoy tan cursi? Porque hoy he estado charlando con una señora que me ha hablado de sus lecturas, y de cómo conoció en persona a Adonis (el poeta sirio, ya sabes) y a Seamus Heaney (sí, el Premio Nobel de Literatura, como tú), el que tradujo Beowulf al inglés actual. Sí, la gente sigue creyendo que Beowulf es una peli con Angelina Jolie en vez de un poema épico, por eso hacen falta tus estatuas de bronce, Pablo.

Un abrazo, y no te pases de comunista.


Postal 3. Querido Dios:

Con toda humildad me dirijo a ti. Si Bono (el de U2) y Arrabal han hablado contigo, ¿por qué yo no? (Vale, no hace falta que respondas). Hoy he estado en una Primera Comunión, y cada vez que asisto a un sacramento me da por reflexionar. ¿La gente lo hace por ti, por que sí o para que les den regalos? La única que lo ha entendido ha sido mi sobrina de 5 años, que ha preguntado: ¿Por qué tenemos todos que hacer la Primera Comunión? Hay más filosofía en esa pregunta que en mi libraco de COU.

A lo mejor es porque respeto mucho los sacramentos católicos, pero no puedo con esa gente que los recibe (o manda a sus hijos a recibirlos) y se la pasan cascando. Vaya con los curas, etc, etc, etc… ¿A usted la obliga alguien, señora? Ah, creía. (Afortunadamente no era el caso en la comunión a la que he ido hoy).

Por último quería contarte que para estar a la altura me he vestido con chaqueta y corbata, ya sabes, de patrono. Y me he cruzado por la calle con una manifa obrera del 1 de mayo. Eso sí que mola, ¿eh? ¿Quién es el radical aquí: ellos con sus banderitas republicanas o yo con mi corbata de seda camino de una iglesia?

Adiós, Dios.

2 comentarios:

*Ana* dijo...

Mola tu comentario de hoy. Espero poder leer más postales de junio, julio,... a personajes tan variados como los de este mes. Deberías planteártelo como un post fijo al principio de cada mes.

Anónimo dijo...

solo una cosita...me quito el sombrero,no puedo con tanto. sab

 
click here to download hit counter code
free hit counter