Vivencias polimórficas de un treintañero perplejo.

miércoles, 4 de mayo de 2011

La retórica de las pistolas


-“El Premio Nobel de la Paz remonta en las encuestas con un movimiento propio de una guerra”. (Matías Prats)





Si vis pacem, para bellum. Ayer, releyendo el post sobre El Principito me encontré el comentario del buen Grillo que decía que le interesaba mucho la aviación (militar o no) del siglo XX. A mí solo la militar, amigos, y si sois lectores fieles ya sabéis que no solo la aviación, que me encanta la temática de las guerras. Hoy a la hora del café se ha establecido un debate en el trabajo sobre el concepto de “poner la otra mejilla”. Alguien decía que “dejarse pegar es de tontos” y que “la violencia forma parte del ser humano”. Otro apuntó que sí, pero que “la violencia no es la cualidad que nos hace humanos, sino su gestión de una manera u otra.”

En estas estábamos cuando últimamente me encuentro dándole vueltas a la palabra “guerra”. Una palabra que remite a un concepto aparentemente claro y que sin embargo –como ocurre con todas las palabras- se puede utilizar de un modo muy tramposo. Recordemos que durante todo el conflicto de Vietnam (digamos 1964-1975) los USA nunca emitieron una declaración formal de guerra. Tengo en mi nevera un recorte de prensa con la siguiente perla de Juan Fernando López Aguilar, ex ministro de vuestro gobierno: “En Afganistán hay war, por el amplio uso de la palabra inglesa, pero no guerra”.


Dejando a un lado el hecho de que el ex ministro piense que somos subnormales y que no sabemos inglés (ni español), el petardo de este hombre encierra una gran verdad: la palabra guerra puede ser tabú. Hay quien huye de ella como de la peste, sobre todo los políticos que no quieren admitir que se han visto envueltos en una, con todo lo que eso conlleva. Ha sido el caso de todas las misiones de paz llevadas a cabo recientemente por tropas españolas: Afganistán, Líbano, Libia… Decir que hay guerra es pupita porque la guerra es el mayor de los quebrantos, ya que trae de reata a los otros tres Jinetes del Apocalipsis.

Prepared for peace, ready for war. Decía vuestro admirado Edwin Starr que “La guerra, ¿para qué sirve? ¡Absolutamente para nada!” Molan la frase, la idea (y la canción), pero hoy sabemos que eso desgraciadamente no es verdad. La calificación de guerra, temida por unos, puede ser muy beneficiosa para otros, ya que confiere a los “bandos” un estatus especial de combatientes, que en muchos casos los legitima. Es el caso de las bandas terroristas, como la ETA, el IRA o el UVF.


Todo el mundo está familiarizado con esa retórica absurda de los comunicados etarras: que si “tregua”, “alto el fuego”, “comandos”, “cúpula militar”, “cese de hostilidades”. Hostilidades no, oiga! Usted deje de matar a gente y verá qué risa. El IRA hacía igual, aparte de agrupar a sus miembros en “brigadas”, “compañías” o “pelotones” (y llamar a sus comandos Unidades de Servicio Activo), siempre se expresaba en términos de “objetivos militares legítimos”, “prisioneros de guerra”, “la larga guerra”, etc, por no hablar de su nombre : Ejército Republicano Irlandés (aunque ya se explicó el origen y conexión entre el IRA de los 60 en adelante y el antiguo ejército independentista irlandés).

También los gobiernos, en un momento dado, pueden beneficiarse si sancionan con la categoría de guerra un conflicto o problema al que se enfrentan. Los USA son los maestros de esto, con su famosa “Guerra contra el narcotráfico”, y la actual “Guerra contra el terrorismo”. La expresión War on Terror se me antoja un poco difusa, habrá que llamar a López Aguilar para que nos la traduzca (a lo mejor él se cree que los USA le han declarado la guerra al Conde Drácula, Frankenstein y la Momia, cosas veredes!)


La última de esta saga ha sido la operación de caza a Bin Laden a cargo de los SEALs, fuerzas especiales dentro de los cuerpos de élite americanos. De entre toda la prensa y su baile de “mata”, “asesina”,is dead,killed, me quedo (por una vez) con el diario El País. “EEUU liquida a Bin Laden”. Era un hijoputa de marca mayor, y se han usado contra él armas y recursos de guerra. Pero qué queréis que os diga, no deja de sorprenderme el saber que Obama & co. habían declarado al tío “enemigo muerto en combate” (Enemy Killed In Action). “Action” en inglés es, como veis, una palabra polisémica. López Aguilar, etc.

5 comentarios:

Dr. Iglesias dijo...

WWF ADENA y el nazismo. Las mentiras del 11-S, 11-M y 7-J. De bin Laden a la guerra con Irán. La Corte Penal Internacional y Gadafi... Ver:

http://aims.selfip.org/~alKvc74FbC8z2llzuHa9/default_libia.htm

GRILLO SOLITARIO dijo...

EL TRATAMIENTO QUE SE LES DA A LAS GUERRAS ME PARECE DE HIPÓCRITA PARA ARRIBA. POR CIERTO, CREO QUE DEBISTE INCLUIR EL "FIN DE LOS COMBATES PRINCIPALES" DE BUSH, QUE (NO) DIO FIN A LA GUERRA DE IRAK.

RESPECTO A BIN LADEN, PARA MÍ ES UN ACTO DE GUERRA. Y POR UNA VEZ, ENTRE MILES Y MILES DE EXCEPCIONES, ES UNA MUERTE DE GUERRA DE ALGUIEN QUE LO MERECE. OTRA COSA ES QUE LA GUERRA DEBIERA HABERSE INICIADO, QUE ÉSE ES OTRO TEMA.

AH, Y RESPECTO A LOS PERIÓDICOS, AQUÍ DEJO ALGUNAS PERLAS, QUE CASI CONVIERTO YO EN UN POST:

http://kiosko.net/es/2011-05-03/np/deia.html
http://img.kiosko.net/2011/05/03/es/voz_asturias.750.jpg
http://kiosko.net/es/2011-05-03/np/abc.html
http://kiosko.net/es/2011-05-03/np/heraldo_aragon.html

CUIDENSE.

Anónimo dijo...

No entiendo de guerras, pero tampoxco entiendo que a una persona, por muy Bin Laden que sea, se le mate sin juicio y sin polla. Que no, vamos.

tirso malatesta dijo...

Temazo de Wilco: War on War

http://www.youtube.com/watch?v=E-b37qFXvZw

Anónimo dijo...

OS ACORDAIS DE LOS JUICIOS DE NUREMBERG?ALLÍ SE JUZGO A GENTE MALA MALÍSIMA Y CON ELLOS EL MUNDO EXPIÓ EN PARTE ESE SENTIMIENTO DE CULPA COLECTIVA POR HABERLES PERMITIDO,EN CIERTO MODO, HACER. AQUÍ NO INTERESA REDIMIR CULPAS,NI SABER LA VERDAD...SÓLO INTERESA COMERNOS EL CORAZÓN DE NUESTRO ENEMIGO,QUE ESO NOS HARÁ MÁS FUERTES?

PURO PROGRESO....

 
click here to download hit counter code
free hit counter